Ceder tecnologías, un buen método para promover la igualdad

Ceder tecnologías, un buen método para promover la igualdad

 

Publicado el 02-04-2019 vía LA VANGUARDIA

Algunas grandes empresas desarrollan programas digitales de cooperación para ayudar a entidades sin ánimo de lucro.

 

Cada vez hay más empresas grandes que cuentan con divisiones que combinan lo solidario y lo tecnológico para ayudar a entidades sin ánimo de lucro que, sin su colaboración, no podrían seguir llevando a cabo su actividad. JP Morgan Chase, una de las compañías de servicios financieros más antiguas, creada a partir de la fusión de la Chase Manhattan Corporation y JP Morgan Co., es una de las corporaciones que más han avanzado en este terreno. Así, cuenta con un programa, Code for Good, centrado específicamente en esta área.

Muchas de estas iniciativas funcionan a partir del trabajo desinteresado de voluntarios. Mathew Mullen-Mechtly es uno de ellos. Empezó a involucrarse en estos proyectos cuando estudiaba en la Universidad de Stony Brook (Nueva York, Estados Unidos), donde se licenció en Ciencias de los sistemas de información, después de intervenir en en un hackathon. Como sus compañeros, él dispuso de 24 horas para desarrollar soluciones de este tipo. Sus ideas captaron la atención de los directivos de JP Morgan Chase y, así, por una vía poco convencional, consiguió un buen empleo.

 

Choices Education Group, una organización no gubernamental de Seattle (Estados Unidos), se está beneficiando de esta tendencia. Dedicada a mantener centrados a los escolares de familias con bajos ingresos, diseñó un juego basado en mensajes de texto porque, al principio, sus destinatarios no tenían la capacidad de comprar un smartphone. Años después, cuando estos alumnos ya podían permitirse los teléfonos inteligentes, su entretenimiento social quedó obsoleto.

Así pues, el juego tenía que ser replanteado como una aplicación móvil, con gráficos y sonidos actuales. Sin embargo, esta tarea tenía un coste que Choices no podía permitirse. Fue entonces cuando entró en acción para echarles una mano Code for Good, una de las líneas de actuación más destacadas de Technology for Social Good de JP Morgan Chase, que, hasta ahora, ha facilitado más de 250.000 horas de trabajo voluntario para apoyar a más de 1.200 asociaciones.

Choices Education Group atendió aproximadamente a 40.000 alumnos de 25 estados norteamericanos durante el curso pasado. Su previsión es que esta cifra crezca en los próximos ejercicios. Sus colegas de entidades como YMCA, Boys Girls Clubs y Big Brothers Big Sisters esperan acogerse a este mismo plan. Mullen-Mechtly recuerda que también los empleados ganan con estas experiencias.

Con la etiqueta #TwitterForGood, la página de microbloggingmás popular del mundo ha contribuido a lanzar campañas similares. Igualmente, la red profesional Linkedin ha destinado tiempo, esfuerzo y dinero para cooperar en la acogida de refugiados. El gigante Apple ha proporcionado tecnología para las elecciones en Estados Unidos con el objetivo de afianzar la partipación democrática en el país.