Spanish English French German Italian Portuguese Russian

CITIC crea el VRE - Smart Cities Lab para poner el Big Data al alcance de las empresas y organismos de investigación

El Centro Andaluz de Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CITIC)  ha creado el VRE - Smart City Lab, un laboratorio virtual que permitirá poner el Big Data al alcance de las pymes y universidades, quienes podrán investigar, testar o diseñar nuevos productos y servicios relacionados con las ciudades inteligentes basándose en los resultados que obtengan de cruzar grandes volúmenes de información. 

El VRE - Smart Cities Lab, que se encuentra en fase de pruebas, ha sido el protagonista de la segunda jornada de la Big Data Week en Málaga. El responsable de Proyectos Internacionales de CITIC y especialista en entornos virtuales, Alejandro Varas, ha explicado que “el objetivo es contribuir reducir el tiempo de puesta en mercado de soluciones smart city”, un área en la que España es referente, y a promover la investigación colaborativa.

La plataforma, creada bajo el concepto de entorno virtual de investigación (VRE en inglés, Virtual Research Environment), contará con una parte de análisis predefinidos que estarán a disposición pública y que abarcarán cuatro áreas diferentes: turismo y calidad de vida; movilidad; eficiencia energética y participación ciudadana. Además, existirá una zona de laboratorios privados en la que el usuario dispondrá de un área exclusiva y confidencial donde diseñar sus análisis e incorporar sus propios datos para realizar sus experimentos personalizados. 

Se trata de una plataforma única para las pymes y organismos de investigación, con una enorme capacidad de cálculo y que pone a su disposición amplísimas posibilidades de análisis. Constituye un campo de prueba para sus productos, ya que podrán crear experimentos que les permitan demostrar sus ventajas en un entorno real. También es un instrumento para detectar oportunidades de actuación y de negocio en el ámbito de las ciudades inteligentes”, explica Varas.

 El VRE - Smart Cites Lab, cuyo desarrollo se ha encargado a la empresa Ingenia, utilizará datos procedentes de las diferentes fuentes de información abiertas de administraciones y empresas públicas, a los que los usuarios podrán añadir otras fuentes privadas y propias, y permitirá interrelacionarlos. Además del uso empresarial, la infraestructura tiene asimismo una clara vertiente de investigación, por lo que estará abierta a la colaboración con universidades y otros centros científicos. 

La plataforma es un entorno especialmente diseñado para explorar las nuevas tecnologías de Big Data, es fácil de usar y en él varias personas podrán estar trabajando al mismo tiempo, permitiendo así la colaboración entre equipos desde distintos puntos geográficos o entre compañías o centros de investigación. Podrá usarse vía web o en las instalaciones de CITIC y los usuarios contarán con el asesoramiento de personal especializado del centro tecnológico.

Además, el usuario podrá compartir sus análisis y los resultados obtenidos con otros usuarios de la plataforma con el fin de que puedan colaborar en ellos o simplemente compartir conocimiento. Además, si lo desea, podrá hacerlos públicos en su totalidad o permitir que únicamente los datos que ha usado se incorporen al sistema. 

Respecto al tipo de análisis que podrían llegar a hacerse con una herramienta como ésta cuando esté plenamente operativa, Varas ha explicado que, a modo de ejemplos, podrían cruzarse datos históricos de afluencia turística desde una ciudad europea con los meteorológicos o con acontecimientos sociales con el fin de conocer si hay alguna correlación y poder realizar previsiones. 

También podrían interrelacionarse datos históricos de precipitaciones, estado de los ríos y de calidad de las aguas costeras para poder hacer aproximaciones sobre la temporada siguiente. “Será el propio usuario el que se lleve la herramienta a “su terreno” y le saque todo el partido posible, que es mucho dado su potencial”, explica.

En el desarrollo del VRE de CITIC se han empleado una amplia gama de tecnologías de Big Data --entre ellas Hadoop, Hive, Spark, Pig, o Storm--, que son las que permiten incorporar los datos, gestionarlos, realizar los cálculos en cuestión de segundos y visualizarlos a través de distintos cuadros de mandos configurables que pueden ir desde gráficas hasta visualización sobre mapas.

Para poder ejecutar este proyecto se ha implantado en el datacenter de CITIC una infraestructura de cloud privada gestionada desde una plataforma OpenStack, que permite utilizar las máquinas de forma virtualizada. En concreto, está compuesta por 240 cores de 2,3 GHz/24 threads y 1,8 GHz/16 threads, 2 terabytes de memoria RAM y una capacidad de almacenamiento de 28 terabytes.

La smart city es la ciudad optimizada a través de la tecnología con el fin de mejorar la vida de los ciuadanos. España es un referente internacional y en la actualidad un total de 65 ayuntamientos españoles han apostado por esta línea, donde Málaga y Santander se encuentran en vanguardia.